La astrología es un método oracular que permite determinar el carácter y el futuro de una persona interpretando la alineación de las estrellas. Si bien forma parte del conjunto de rasgos culturales de varias naciones, esta tradición es fuertemente criticada por instituciones científicas que aseguran que solo se trata de supersticiones.

La forma más común que tienen los oráculos para conocer eventos del porvenir es el horóscopo, donde se estudian las posiciones de los astros al momento del nacimiento para conocer la personalidad del individuo, sus tendencias personales y hasta cierto punto, su destino.

La astrología árabe es el ancestro inmediato de la astrología occidental actual. Nuestros oráculos o profetas son en realidad los herederos de tradiciones ancestrales, que quizás se remonten incluso a alguna religión primigenia.

Desarrollada por los griegos y basado en algunas ideas que pueden ser rastreadas hasta la biblioteca de babilonia, la astrología de hoy sigue siendo prácticamente la misma que en aquellos días; lo que es un hecho seamos nosotros creyentes o escépticos. La pregunta de por qué la gente cree en oráculos podría ser incluso más interesante de lo que los oráculos mismos dicen. Los psicólogos aseguran que los consumidores de estas tradiciones suelen estar satisfechos con las predicciones astrológicas siempre que los procedimientos sean un poco personalizados pero sumamente vagos en sus afirmaciones (Ej. A los efectos de lograr la satisfacción del cliente, es mucho más seguro decir “Alguien cercano te tiene envidia” antes que “Tu hermana te envidia”; la primera afirmación tiene muchísimas más chances de ser aceptada).

De todos los métodos oraculares la astrología probablemente sea la más popular de todas las pseudociencias. El por qué la gente sigue recurriendo a ellos (y lo que es más curioso, creyendo y pagando por las palabras de los oráculos, es un misterio). Incluso en internet es posible encontrar servicios del tipo oraculo si o no gratis.

Anuncios