Oración de sanación para curar nuestro interior

Entregarnos espiritual y mentalmente al Señor, es una de las formas más viables a la verdadera sanación. Con total devoción a Jesucristo y Dios Todopoderoso, tendremos la plena seguridad de que todas nuestras penas y males, serán verdaderamente sanados.

De la mano del Señor por el camino de la salvación

Sólo nuestra fe en Dios bastará para sanar cualquier mal que nos esté afectando. Con la voluntad del Señor, que nos salvará y purificará, siempre tendremos la promesa de su amor eterno. Alabemos su nombre.

Oración de sanación interior

“Señor mío:

Te ruego que en momentos de tristeza me inundes con tu alegría.

Ven a mí, Cristo, toca mi corazón que tanto anhela tu tacto, siente mis problemas,
hoy necesito de ti más que en ningún otro momento.

Ven a mí, Cristo, socórreme, ayúdame, necesito de ti, necesito de tu refugio
necesito de tu fortificación espiritual, necesito de tu perdón.

Ingresa a mi corazón y hazlo puro y bondadoso,
quita de allí la depresión, la melancolía,
todo sentido de culpa, derrota, pocos ánimos y de tristeza.

Jesús, sostén mi dolor, y alivia mis penas.

Menea tu mano milagrosa sobre mí, hazlo, mi Señor,
para sentirme fortalecido con tu sanación.

Confío en ti, confío en tu infinito amor,
sé que en ti encontraré riquezas que en este mundo nadie puede encontrar por sí solos,
más que buscando en tu ser.

Jesucristo, el día de hoy te otorgo todo mi tiempo, mis sentimientos, mis ánimos,
todo lo que me pertenece, mis bienes materiales e inmuebles, mi corazón,
mi alma, mi vida, mi salud y mi enfermedad.

Tu amor está surgiendo efecto en mí, está tocando las entrañas de lo que soy,
curando toda herida que esté abierta y limpiando toda sangre derramada.

Ven, quédate a mi lado, Jesús.

Amén.”

Anuncios