Origen de los 10 Mandamientos de la Ley de Dios

Los 10 mandamientos, o los 10 mandamientos de la ley de Dios, son una serie de leyes o normas que Dios le entregó a su pueblo para cumplirlas y respetarlas, creando de esta forma las bases de la moral y ética cristiana, las cuales podrán ayudarnos en nuestro camino a la salvación y la aprobación de nuestro Señor.

¿En qué parte de la Biblia conseguimos los 10 mandamientos?

Estas leyes que Dios entrega a su pueblo que ha sido liberado de la esclavitud por la que sufrían antiguamente en Egipto, aparecen en el capítulo del Exodo, el cual es el segundo libro de la Biblia Cristiana.

Según las antiguas escrituras, Dios le habría prometido al pueblo de Israel que Él les enviaría a un salvador, el cual se encargaría de liberarlos de la esclavitud por la que habían sido sometidos por más de 400 años.

¿Cuál es el origen de los 10 mandamientos?

El enviado prometido por Dios al pueblo de Israel, aparece en La Biblia bajo el nombre sagrado de Moisés, quien sería rescatado de las aguas del río Nilo al nacer. Fue encontrado por la hija del Faraón de Egipto y pasó a ser criado como príncipe, llegando a ser muy querido por todos en el palacio.

Luego de ser desterrado años más tarde por su hermanastro, quien estaba consumido por la codicia de llegar al trono, Moisés tiene su primer encuentro con Dios en el Monte Sinaí. Ahí Dios le revela su misión divina para liberar al pueblo de Israel.

Luego de haber liberado exitosamente al pueblo de Dios, Moisés regresa al Monte Sinaí, donde Dios le hace entrega de las dos tablas que contienen los 10 mandamientos, los cuales ayudarán a su pueblo a vivir en paz y armonía con Dios.

Anuncios